Isabel I de Margaret George.

Sinopsis:

 

Isabel I de Inglaterra, imponente en su papel de soberana, desplegó una acción política sin precedentes en la Europa del siglo XVI. La reina protestante se enfrentó a católicos y calvinistas en su país y en buena parte de los estados vecinos; se midió con María Estuardo y Felipe II, a quienes se impuso con inteligencia y valentía, al tiempo que desbarataba un complot contra su persona y armaba un gran ejército. 

En su lecho de muerte repasa las gestas por las que fue temida y reverenciada, pero entre sus recuerdos también hay lugar para sus seres queridos, como su fiel servidor Walsingham o su amante, Robert Dudley, caído en la batalla contra la Armada Invencible. Mucho tiempo después, Lettice, la esposa legítima de Dudley, cuenta a sus nietos, conmovida y sin rencor, la historia de una gran reina.  

Conocida como la Reina Virgen por su negativa a contraer matrimonio, Isabel I ha pasado a la historia como una gobernante implacable. Margaret George, en este relato a dos voces, desmonta el mito de Isabel I como mujer fría y desapasionada al descubrirnos el perfil más íntimo y, hasta cierto punto, desconocido de quien sería la última Tudor. 

De cómo llegó a mis manos:

Siempre me ha fascinado la historia de Inglaterra, en especial de los Tudor para atrás.

Uh, cliché, sí.

Es que hay algo que me hace pensar “encantada de verlos” cada vez que leo sobre ellos. Lo atribuyo al conocido gusto por cortar cabezas, ¿quién no ha querido tener el poder para hacer eso de vez en cuando?

Así que no fue extraño que desde el primer momento que vi “Isabel I” me lo imaginara en mi librero.

Me encantaría decir que me abalancé y lo compré en un movimiento impulsivo, digno de narrar por cualquier poeta, pero la pasional historia de nuestro amor comenzó con dos meses de largo cortejo.

Tengo la firme convicción de que si te haces esperar a ti mismo, el momento en el que tomas el libro entre tus manos y es oficialmente tuyo, es mágico. (Lo cuál es una excusa perfecta para “oops, no tengo dinero”)

tumblr_mdn5lknajy1rzbvsto1_500
No me importa nada, ven a mi

En fin, más tarde que temprano el libro llegó a mis manos. Una bonita criatura de algo más de ochocientas páginas, con una fotografía que sería del agrado de la reina por portada. Ha sido de esos libros que uno compra por el tema/título.

Sobre la autora:

Margaret George es una escritora best-seller de novela histórica. Tiene preferencia por los personajes, a su parecer, “incomprendidos”.

Si googleamos su nombre, nos aparecerán páginas en diferentes idiomas en las cuales hay una constante: se reconoce su talento para la descripción del ambiente.

Es autora de siete novelas publicadas y probablemente alguna que otra que nunca vio la luz del día, ya que escribía desde temprana edad.

Sus libros han entrado a la lista de espera que está pegada en la pared de mi habitación. Pero no volveré a esperar tanto tiempo para conseguirlos, lo juro.

Mi opinión: 

La verdad, lo amé.

No esperaba un ensayo sobre la Reina Virgen de precisión histórica, si no justo lo que obtuve: una novela dramática con libertad artística y una visión humana y benévola haca Isabel.

Quien busque una novela neutral a la relación Inglaterra-España, llegó al lugar equivocado.

Quizá por eso me he llevado una buena impresión al respecto, esperaba una visión mas sesgada.

A pesar de que Isabel se pinta a sí misma como una mujer benévola y sensata, que tenía razones de peso para todas sus decisiones, sabia y amable; Lettice no se guarda su opinión sobre la reina y nos muestra a una tirana con todas las letras, caprichosa, vanidosa, grosera y voluntariosa.

La imagen es bastante completa.

Tristemente, y a pesar de lo que nos sugerían esa tentadora cantidad de páginas, no estamos frente a una novela que narre toda la vida de la buena reina Bess.

Empieza en 1588, con la inminente amenaza de la Armada Española.

Una pequeña visión al papa Sixto V observando con placer las bulas que irán en los barcos españoles con la excomunión de Isabel; luego, un toque inglés con el ermitaño que debe encender el primer faro de aviso en cuanto se aviste la Armada; y finalmente, una misa clandestina con prisioneros de la Torre de Londres.

Y de ahí, nos metemos de lleno en la narración a dos voces Isabel/Lettice.

Lo que más me gustó:

A reconocer del libro las descripciones.

Es fácil meterte en la piel de quien está narrando y sentir que eres tú quien pasea por los paisajes de Inglaterra. No solo la imagen es preciosa, pensamientos y sentimientos de los personajes quedan muy claros.

Pero un detalle: la intensa descripción también fue la causa de la pérdida del ritmo por ahí del final del primer tercio del libro. Mi mente se fue al espacio durante un par de páginas.

Por suerte, después vuelve a capturar el interés y la tensión aumenta gradualmente.

Mención especial a la bibliografía recomendada al final del libro.

Lo que menos me gustó: 

No puedo ser objetiva, lo siento, no después de tener la lagrimita en las últimas páginas porque ya se iba a terminar.

471784_tv-sad-new-girl-crying-zooey-deschanel
Si, esa lagrimita discreta

Sin embargo solo abarcó los últimos años de la época isabelina.

Me hubiera gustado ver más a María Estuardo luchando por la corona, tal vez a un Robert Dudley joven, todos los enredos del servicio secreto de la reina, más de Marlowe.

Pequeños y grandes detalles que sí extrañé.

Otra cosa:

Tiene muchos, muchísimos personajes y muchas referencias históricas. No es difícil de leer, pero tal vez no lo recomendaría para iniciarse en la lectura de novela histórica.

En ocasiones tuve que marcar las páginas y regresar un par de veces para recordar dónde había aparecido tal o cual personaje.

FRASES

  • -Es una cuestión religiosa, pero también política.
    -¿Es que hay alguna diferencia?
  • Es algo misterioso y aterrador recibir una carta de alguien que acaba de morir, como si te estuviera hablando desde la tumba con voz trémula. 
  • Jamás confiéis en un escritor. 
  • La conciencia herida de un gobernante exige un precio demasiado alto a sus súbditos. 
  • Era imposible decir qué me dolía más: la traición, la pérdida o sentirme como una absoluta idiota. 
  • Tal vez no todas las recompensas nos esperan en el cielo. 
  • Todo estaba en perfecto orden, todo en su lugar. Por las barbas del diablo, ¡ojalá el mundo entero fuera así!

Y mi favorita, aunque no estrictamente del libro, si no parte de un discurso de Isabel al parlamento que mencionan en el libro:

  • Ser rey y llevar corona es algo más glorioso para quienes lo contemplan que placentero para los que ostentan el cargo. 

Me quedo con ganas de leer más a Margaret George.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s