American Gods – Neil Gaiman (con spoilers)

9788499186030

A veces lees un libro porque te gusta su portada, porque te llama la atención la sinopsis o porque te lo recomendaron. En el caso de American Gods lo leí por la misma razón que Coraline, Una serie de eventos desafortunados o El señor de los anillos: porque da pena decir que aun no lo has hecho.

Y a pesar de que este libro tiene dioses, tiene magia y todo lo necesario para hacerme saltar de emoción y sufrir por leerlo, no me pareció la obra maestra que esperaba. Y aquí está el por qué.

Sinopsis:

¿Es que no hay nada sagrado?

Días antes de salir de prisión, la mujer de Sombra, Laura, muere en un misterioso accidente de coche. Aturdido por el dolor, emprende el regreso a casa. En el avión, se encontrará con el enigmático señor Miércoles, que dice ser un refugiado de una guerra antigua, un dios y también el rey de América. Juntos se embarcan en un viaje extraño a través de los Estados Unidos, mientras una tormenta de dimensiones épicas amenaza con desencadenarse.

American Gods y el arte del recorte.

No quiero que se malentienda, porque amé el libro, la verdad sí. Pero mis expectativas estaban hasta las nubes y como que no me cumplieron del todo.

Neil Gaiman afirma en la nota que hace sobre la edición del décimo aniversario que es de la que más se siente orgulloso. Es como 12 mil palabras más larga que la versión que arrasó con los premios Hugo, Locus, Nébula y Bram Stoker.

Entiendo por qué su editora le pidió que lo recortara. Tal vez si hubiera leído primero la versión original y luego la del décimo aniversario lo hubiera apreciado más, pero como no lo hice, me pareció que el libro era de Neil Gaiman para Neil Gaiman.

Creo que es maravilloso que un autor se escriba a sí mismo con ese cariño, de verdad, pero no me gusta sentirme como el mal tercio en la relación. Neil Gaiman/American Gods/Lily.

Y a Lily es a la que no le hacen mucho caso.

Muchas de las divagaciones se pueden ignorar sin mayor repercusión en la lectura, aunque también se pueden no-ignorar y darle otro significado.

Stupid deaths y luego viene Laura.

hqdefault
Así que ibas a terminar con tu amante aka el mejor amigo de tu esposo, te ofreciste a una última vez de despedida y ambos murieron por eso. Muy, bien, Laura, son tres sí, puedes pasar al más allá

Sombra es el lector. En algún momento leí eso, no recuerdo en dónde, y estoy de acuerdo. No necesitas empatizar con Sombra, no es que vayas a sufrir porque Sombra te cae bien. NO. Es que Sombra eres tú. Ni escrito en segunda persona quedaría más claro.

Lo cual no ayuda a no encabronarse con Laura. Y tampoco ayuda cuando no quieres perdonarla, pero Sombra la quiere y la acepta a pesar de todo y ahí va uno como estúpido a empatizar con ella.

Laura no me cae bien, pero me encontré toda la novela conmigo misma esperando que Sombra encontrara la manera de volverla a la vida. No quería quedarme sin esposa.

2525f6266acef924b94bb3ec37f8a8b6

 

 

Si no lo has leído te recomiendo que vayas a hacerlo antes de leer la siguiente parte de esta reseña porque contiene spoilers, no demasiados, pero importantes, a menos que seas como yo y no te molesten. Quedas avisado.

 

 

 

Estafa para dos.

Cuando se destapó Loki me sentí estúpida y deseé haber leído al menos las primeras páginas en voz alta. Aunque quien sabe, igual y lo hubiera pronunciado mal y no me habría dado cuenta de nada. Me gustó. Me sacó de mi zona de confort creada a lo largo de la novela. Aunque a partir de ahí ya no me pude dejar de imaginar a Low Key como Tom Hiddelstone

tom-hiddleston-talks-loki-in-thor-the-dark-world-and-beyond-preview
Cosa bella, cosa hermosa, cosa bien hecha

Cuando se destapó Wednesday en realidad no me sorprendió. No lo vi venir, pero tampoco fue el descubrimiento del siglo. En realidad Wednesday no es mi personaje favorito en el mundo. Es ese personaje que me irritó toda la novela y tenía ganas de darle una buena cachetada.

A pesar de mi desagrado por Wednesday, me gustó la dinámica que se creo ahí. Loki buscando alimentarse del caos, haciéndose pasar por el señor Mundo y siendo asesinado por Laura. Wednesday siendo el chivo expiatorio para que finalmente todos los dioses se mataran entre sí y él pudiera alimentarse de eso.

Dioses viejos vs dioses nuevos.

Una de mis cosas favoritas en el libro fue justamente esto. Somos incapaces de gobernarnos por nosotros mismos, necesitamos un dios a quién seguir. Aunque esta divinidad sea un aparato al que podemos encender o apagar a voluntad. O una droga, o una idea, o un ser humano incluso.

A mí me gusta pensar que todo lo que podemos pensar existe. Todo lo que imaginamos. Algún día escribiré una novela con esa idea. Citando a JK Rowling:

Claro que está pasando dentro de tu cabeza, Harry, pero ¿por qué iba a significar eso que no es real?

Deberíamos tener más cuidado de lo que volvemos divino o de lo contrario tendremos a un dios abandonado que necesita asesinar jovencitas para continuar con su culto.

¿Quién diría que los dioses le temen a la muerte?

Me quedo con muchos pensamientos guardado, como los personajes, las subtramas, todos los panteones involucrados y demás, pero los conservo para el especial de libro vs serie que tengo planeado.

Nos estamos leyendo pronto, pero quiero saber, ¿les gustó este libro? ¿Qué piensan al respecto?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s